Select Page

Servidores públicos capacitan y previenen a infantes y adolescentes ante el flagelo del consumo de drogas y alcohol, para ratificar el compromiso con la protección integral y la garantía de derechos de la infancia y la adolescencia

El Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (Idenna) en el estado Trujillo, ente presidido por la profesora Amalia Sáez, adscrito al Ministerio del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno y al Viceministerio de la Suprema Felicidad Social del Pueblo, realizó mesa de trabajo con instituciones preventivas en la parroquia Sabana de Mendoza del municipio Sucre.

La coordinadora de Programa del Idenna en la entidad, Omangela Ramírez, indicó que el objetivo del encuentro “es atender de forma imperante la comunidad y las escuelas para erradicar el consumo de droga y alcohol en el municipio, organizando brigadistas por cada institución de prevención para reforzar compromiso de realizar un trabajo conjunto, que permita prevenir el consumo de estas sustancias en infantes y jóvenes de la zona”.

Ramírez precisó que como parte de esta estrategia, reforzaran la atención preventiva de la población infanto-juvenil a través de una programación completa de talleres y charlas, que fortalezcan los valores humanos para la sana convivencia, la paz y el estudio como herramientas de transformación y crecimiento personal.

“Este evento de trabajo se realizó con la participación comprometida de las instituciones preventivas tales como: Policía Nacional Bolivariana, Guardia del Pueblo, FAPET, Unamujer, Negra Hipólita, CMDNNA-Sucre, Cuerpo de Bomberos, Protección Civil y representantes del Consejo Comunal, para la atención de los niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo social del sector “Brisas del Toro” 1 y 2, en la Parroquia Sabana de Mendoza municipio Sucre del estado Trujillo”, agregó Omangela Ramírez.

Finalmente, la servidora pública aseguró que el Idenna seguirá actuando conjuntamente con otras instituciones, para desarrollar una labor mancomunada y así poder satisfacer las expectativas de las comunidades e instituciones educativas, en materia de prevención y protección integral de la infancia y la adolescencia.