Select Page

El objetivo del encuentro es garantizar a los estudiantes el derecho a una educación gratuita y de calidad, además de contribuir con su desarrollo integral

El Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos Niños, Niñas y Adolescentes (Idenna), ente presidido por la profesora Amalia Sáez, adscrito al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno y al Viceministerio de la Suprema Felicidad Social del Pueblo, sostuvo una mesa de trabajo con el personal directivo de la Escuela Básica Nacional Bolivariana “Antonia Esteller” ubicada en el municipio Girardot.

La actividad estuvo integrada por la directiva del referido plantel y los especialistas del Idenna, donde se discutieron diferentes casos de niños, niñas y adolescentes que requieren de atención jurídica, social y psicológica.

Durante la reunión, fue realizado un cronograma de casos priorizados que requieren de mayor atención, por lo que los participantes acordaron realizar próximamente varias jornadas de atención para los estudiantes, con los especialistas en las diferentes áreas.

Por su parte, la directora del Idenna Ruth Palma, comentó que los casos que requieran de atención especial, serán remitidos a las instituciones correspondientes y añadió que “la idea es garantizar a nuestros niños y niñas de la patria una mejor calidad de vida, promoviendo un ambiente familiar, lleno de paz y armonía, es un trabajo que hacemos con amor todas las instituciones involucradas en su protección”.

Palma indicó que las jornadas de atención, se van a realizar de manera permanente en los planteles que soliciten la asesoría de los especialistas del Idenna, para garantizar la protección de los infantes y adolescentes dentro de las aulas de clase, así como en su núcleo familiar.

Asimismo, la servidora pública afirmó que con estas acciones se les da cumplimiento a las directrices emanadas por el Presidente de la República Nicolás Maduro y el Gobernador del estado, Rodolfo Marco Torres, para contribuir con el bienestar social de la infancia y la adolescencia, del mismo modo que con la garantías de sus derechos y deberes, impulsando los principios de participación y corresponsabilidad en todos los miembros de la familia.

Finalmente, Ruth Palma señaló que la protección de la población infantil y juvenil, es responsabilidad de toda la sociedad que debe velar por la felicidad de los niños y niñas de la patria, ya que “tienen el derecho a ser protegidos contra actos u omisiones que puedan afectar su salud física o mental, su normal desarrollo o su derecho a la educación”.